· 

The Spanish accent marks - La acentuación


Poner el acento a las palabras es un tema que suele resultar aburrido y que muchos estudiantes consideran difícil porque tiene unas reglas que hay que saberse y recordar. Pero con un poco de paciencia y práctica se aprenden pronto.

 

Cuando explico la acentuación, los alumnos suelen pensar solo en la tilde: esa marquita (´) que tienen que poner sobre una vocal. Pero hay mucho más.

 

La separación de sílabas

 

Para acentuar correctamente, lo primero que tenemos que aprender es a distinguir la sílaba tónica de entre las átonas. Esto se practica separando las palabras en sílabas y buscando la sílaba tónica. La sílaba tónica es la que suena más fuerte dentro de una palabra; el resto son sílabas átonas. Todas las palabras tienen una sílaba tónica, pero no todas llevan tilde. Si llevara tilde (´), esta se pone siempre sobre la vocal de la sílaba tónica. Observa los ejemplos a tu derecha. →

 

Tres grupos de palabras

Una vez sabemos separar las palabras en sílabas, las dividiremos en tres grupos según dónde se encuentre la sílaba tónica:

Grupo 1 – Palabras agudas: la sílaba tónica se encuentra en la posición 1ª.

Grupo 2 – Palabras graves: la sílaba tónica se encuentra en la posición 2ª.

Grupo 3 – Palabras esdrújulas: la sílaba tónica se encuentra en la posición 3ª.

← Observa los ejemplos a tu izquierda.

 

Las reglas de acentuación

Por fin llegamos a la parte con las temidas reglas.

 

Grupo 1: Las palabras agudas

Las palabras papá y caracol son ambas palabras agudas. Una lleva acento y la otra no, ¿por qué?

  • Las palabras agudas se acentúan siempre que su última letra sea una vocal (aeiou), una “n” o una “s”.

Papá se acentúa porque su última letra es una “a”.

Caracol no se acentúa porque acaba en “l”. Es decir, ni en vocal ni en “n” ni en “s”.

 

Grupo 2: Las palabras graves

Igual que hemos visto antes, aquí las palabras árbol y cama son graves, pero una lleva acento y la otra no. Esto es así porque:

  • Las palabras graves se acentúan cuando terminan en una consonante, pero no pueden ser “n” ni “s”.

Árbol se acentúa porque su última letra es la consonante “l”.

Cama no se acentúa porque acaba en vocal.

 

Grupo 3: Las palabras esdrújulas

Este grupo es el más fácil. Las palabras esdrújulas se acentúan todas.

 

La tilde diacrítica

En los monosílabos, la tilde diacrítica nos permite distinguir entre palabras que se escriben igual, pero se pronuncian distinto y cuyo significado varía. Por ejemplo: té y te. La tilde diacrítica nos servirá para evitar confundirlas.

Observa los ejemplos a tu derecha. →

 

Esta tilde también se usa en interrogativos y exclamativos: qué, cuándo, dónde, etc. Y así se distinguen de pronombres o adverbios relativos: que, cuando, donde, etc.